El triste entierro a escondidas de nuestros héroes

Ovario2 dice: Hasta eso perdimos en este país, el derecho a velar a nuestros muertos y darles sepultura en familia. Hasta ese derecho nos quitó esta plaga maldita y asesina. No solo matan a quienes les estorban sino que esconden los cadáveres, manipulan la verdad y violan todo derecho a la familia de las víctimas. Ésto se tiene que acabar. Si esta masacre no despierta al venezolano, pues este país ya se perdió.

Con informacion de Notitotal:

La tristeza y la decepción que sintió este héroe al final no la pudo disimular… Que dolor tan grande revela esa mirada…

“El cuerpo de Oscar Pérez fue enterrado la mañana de este domingo en la parcela más alta del Cementerio del Este, en Caracas. Un lugar de difícil acceso a pie. La periodista Gabriela González informó que los restos del ex inspector del Cicpc fueron enterrados en la parcela 42-A del cementerio, cerca de las antenas de comunicaciones.

González indicó que al personal del cementerio que trabajaba desde la noche del sábado les quitaron los celulares. El cuerpo fue enterrado a las 7:30 am de este domingo, con la presencia de dos familiares únicamente. Al resto de la familia y amigos de Pérez se les impidió el acceso al cementerio hasta que el cuerpo ya fuese enterrado”.

Ovario2 dice: ¿Y cual era el misterio? ¿Que escondían? ¿Alguien se cercioró de que en realidad el cuerpo  de Oscar estaba en el ataúd que enterraron? ¿Los dos miembros de la familia que estuvieron presentes vieron el cuerpo de Oscar en el ataúd claramente sin que quepa duda que era su cadáver? Porque esa tía firmó hace días un papel en la morgue de que lo había visto y no era cierto y ni sabía si se lo iban a entregar ni cuando, ella misma declaró eso. ¿Como sabemos que no fué un muñeco de cera lo que ella vió?

Con información de La Patilla:

José Alejandro Díaz Pimentel (con su esposa quien se encuentra secuestrada por el régimen)

Abraham Israel Agostini Agostini

Al menos dos de las siete personas asesinadas en la masacre de El Junquito el pasado lunes 15 de enero, fueron enterrados en el Cementerio del Este sin consentimiento de sus familiares, por órdenes del Gobierno nacional. Así lo informaron los familiares de José Alejandro Díaz Pimentel y Abraham Agostini Agostinin, quienes se encontraban en el lugar a pesar que en un principio les fue prohibida su presencia en el sepulcro.

Desde tempranas horas de la mañana de este sábado, familiares de los masacrados denunciaron -junto a diputados de la Asamblea Nacional y representantes del Foro Penal Venezolano- el traslado sin consulta ni aprobación hasta el Cementerio del Este. De igual manera se maneja la información que tres cuerpos serían enviados, dos al Zulia y uno al Táchira por vía aérea. Asimismo se desconoce el paradero del cuerpo del líder de los sublevados, Óscar Pérez.

 

Esta es la hermana de José Pimentel uno de los compañeros de Oscar Perez tambien asesinado por el régimen en la masacre de El Junquito:

Con información de RunRunes:

Lisbeth Andreina Ramirez fue masacrada con tres meses de embarazo

Siete horas estuvieron esperando los familiares de Lisbeth Andreína Ramírez Mantilla, la única mujer que murió durante el operativo en el que cayeron Óscar Pérez y seis de sus compañeros, para enterrarla en el cementerio del Jardín Metropolitano de San Cristóbal, capital del estado Táchira. Pero a las 8:00 pm las coordenadas cambiaron. A esa hora les comunicaron que el cadáver había llegado al cementerio La Consolación, en el municipio Cárdenas de la misma entidad.

Eran alrededor de las 9:00 pm cuando despidieron a la mujer de 29 años de edad, quien era pareja de Jairo Lugo Ramos, uno de los rebeldes caídos. Aunque el acceso fue restringido al principio, un grupo numeroso de personas pudo sepultarla mientras entonaba el Himno Nacional. La llamaron “guerrera” y lanzaron consignas antigobierno mientras la enterraban.

Entre llantos, consignas y cantos despidieron a Lisbeth Ramirez, la única mujer quien fuese asesinada con el grupo de Oscar Perez el pasado lunes. Lisbeth estaba embarazada.

Con informacion de Noticias de Venezuela:

Los hermanos Abraham y Jairo Ramo Lugos, y Daniel Soto, víctimas de la masacre de El Junquito de este 15 de enero, fueron enterrados en el Cementerio de la Chinita en Maracaibo, estado Zulia en una fosa común. De acuerdo con información difundida en Twitter, los cuerpos de los hermanos Lugo y Daniel Soto llegaron al estado Zulia pasadas las 5:00 de la tarde de este sábado 20 de enero.

Se pudo conocer que a los familiares de los fallecidos les permitieron ver sus cuerpos antes de ser enterrados, los cuales estaban envueltos en bolsas. No permitieron a sus familiares vestirlos ni aceptaron la presencia de un cura. Al sepelio de los fallecidos no pudieron hacer acto de presencia todos sus familiares, la mayoría observaba a metros de distancia por encima de un cordón de la GNB.

El padre de Jairo y Abraham Lugo Ramos, aseguró que los cuerpos de sus hijos tienen varios disparos. “Dicen que solamente por impacto de bala único pero no, son muchos. Le vi bastantes pero no los conté”. Asimismo, manifestó sentir temor puesto que un su casa, pese a que no viven allí, han llegado funcionarios de seguridad del Estado violentando con “llaves maestras”. Expresó que ha pensado pedir asilo ante la persecución.

Ovario2 dice: Quiero terminar este post con un video de Oscar Perez de Julio 2017 en el cual nos pide no negociar con el régimen y salir a la calle y donde nos afirma que juntos si podemos porque la unión es la que nos ayudará a vencer esta desgracia. Lo triste de este video es que pareciera que se estaba despidiendo… dice: “ustedes pueden”, como sí sabía en ese momento que no iba a estar con nosotros por mucho más tiempo. QEPD.