Resúmen especial de los once años de dictadura bajo el régimen de Hugo Chávez en respuesta a su gran discurso en Dinamarca. Parte I

Para abrir y salvar este artículo en formato de .pdf, para su publicación en otras fuentes, por favor haz clic aquí

y una vez en esa página, haz clic en el artículo que quieras abrir, Parte I ó Parte II

To open this article in .pdf format in English please click

here

¡Copenhague!, pon atención porque ésta es la verdad de Chávez

IMPORTANTE: Se le agradece de corazón a todos aquellos que ayudaron a completar este resumen ya que sin la ayudad de otros no habría sido posible. Este artículo es un recuento basado en los artículos, comentarios, fotos, etc. de muchos escritores, políticos, civiles y comentaristas. Algunas líneas han sido copiadas textualmente y otras son nuestros comentarios basados en nuestra extensa investigación.

Resumen de los años de amargura del pueblo venezolano… 1998-2009 Dictadura de Chávez o reinado porque a ésto no se le puede llamar gobierno

Mantenerse callados ante las mentiras que parecen recorrer América Latina y parte del mundo es lo mismo que aceptarlas. Ignorar 11 años de represión y crueldad es tan cobarde como resignarse a ellas y tan injusto como entregarle nuestra patria a la perdición. Me resisto a sólo observar desde las gradas del silencio lo que este verdugo hace con mi país, junto a todos aquellos quienes, por omisión se han convertido en cómplices de este régimen. Tan cómplices como quienes avalan el proyecto destructor de esta tiranía. Somos todos los venezolanos quienes debemos luchar sin descanso hasta ser tomados en cuenta en cada rincón del mundo, hasta lograr que nuestros países hermanos escuchen nuestros gritos de auxilio y hasta conseguir que ellos mismos nos ofrezcan su apoyo incondicional para así poder recuperar y al fin, poder defender lo que tan vilmente nos han arrebatado y nos pertenece: ¡nuestro país Venezuela y su democracia!.

El video que verán al comienzo de este artículo fue preparado especialmente para nuestros hermanos de Dinamarca, para mostrarles con imágenes crudas y reales lo que sucede en nuestro país. Igualmente deseamos informar al resto del mundo y a aquel hermano venezolano a quien se le pueda haber olvidado la triste realidad que vivimos hoy en nuestro país. Una realidad que no puede taparse con las mentiras de un hombre que descaradamente finge ante los ojos del mundo mientras destruye a Venezuela día a día con su odio, su furia y su premeditación.

Que indignante nos ha resultado escuchar el discurso del farsante dictador de Sabaneta en Copenhague. Tal fue su actuación que cada aplauso nos produjo escalofríos. Éste es un ser repudiable y mercenario quien se ha dado a la tarea de destruir todo lo bueno que Venezuela pueda tener. ¿Quiénes eran esos representantes de otros países que aplaudían?. ¿Seres ignorantes de la realidad venezolana o será simplemente que no tienen los cojones para desmentirlo? ¿Cómo es posible que se le aplauda a un ser tan déspota y sanguinario, protagonista de tantos pero tantos crímenes en Venezuela? Y no tienen que tomar mi palabra ya que soy fuerte opositora del régimen. Lean e investiguen  ya que existe muy buena y extensa documentación de sus abusos desde antes de ser presidente. Existen miles de videos, fotografías, testimonios y evidencias que lo comprueban y que serían suficiente para encarcelar a este ser que tanto daño le ha hecho a nuestra nación. Aplausos va a merecer cuando reciba su castigo.

Una vez más levanto mi voz pequeña y sin recursos, por ese derecho que me da el ser venezolana, para gritar la verdad a los cuatro vientos, a ver si así me escuchan tanto los propios como los ajenos.

La historia nos sirve para que los pueblos futuros no cometan los errores de civilizaciones pasadas pero resulta ser que el dictador de Sabaneta está aplicando hoy, en el siglo XXI, los principios de la política de Goebbels quien llevó al partido Nazi a ganar elecciones mintiendo y manipulando las masas. Ya todos sabemos como terminó todo. Hoy en día, el tipo de la verruga parece ser gracioso para muchos porque canta y echa cuentos y chistes malos. Parece ser humano porque dice querer salvar el planeta y aparenta querer acabar con los pobres. ¡Que personaje tan ideal!, como de cuento de hadas. Hay que aplaudirlo no por lo que profesa en sus discursos peorros sino por esa actuación tan merecedora de un Oscar. Por lo hipócrita, mentiroso y pantallero que es en el exterior cuando en nuestro país sólo destila hiel.

Goebbels, Ministro de Propaganda de Hitler dijo:”UNA MENTIRA MIL VECES REPETIDA SE TRANSFORMARÁ EN VERDAD”. Eso nunca pasará mientras existamos venezolanos con amor a nuestro país. Aunque nos traten de callar, siempre buscaremos la manera de hacer oír nuestras voces. La mentira de Chávez debe ser descubierta de una vez por todas y para eso presentamos este artículo.

De tanta pendejada putrefacta en el fulano discurso, ese gran discurso del embustero insaciable en Dinamarca, voy a extraer sólo 6 puntos que tengo atracados en el pecho. ¿La razón? Más cinismo no se consigue en la faz de la tierra.

1.-  “Los ricos están destruyendo el planeta ¿será que piensan irse para otro cuando destruyan éste?” Hugo Chávez Frías

Chávez habla mal de los ricos y de la destrucción que ellos ocasionan pero su familia, sus amigos y él son hoy millonarios gracias al dinero que le roban a Venezuela. Todos ellos viajan a menudo, compran mansiones que sólo los ricos pueden comprar, andan en carros costosísimos, hacen fiestas que sólo los ricos pueden costear mientras no hay dinero para arreglar las calles, para hacerle mantenimiento a las plantas de electricidad, para recoger la basura, para mantener los hospitales públicos, para construir viviendas humildes para nuestros pobres, o para que nuestro país cuente con la sanidad que se merece entre otras cosas.

Veamos unas foticos de la realeza Chávez

Éste es un periódico de Barinas, el estado de donde son los Chávez para que vean como publican la verdad del descontento que hoy reina en ese estado donde supuestamente lo quieren tanto.

Tanto los Chávez como los amigos de Chávez vienen de la nada. Todos vivían en barrios de mala muerte, eran simples peones,  autobuseros y pulperos y en general, gente de muy bajos recursos. Gracias a Chávez y a sus robos a manos llenas, ahora todos ellos son ricos y ni se acuerdan de donde vinieron. read more

Los pistoleros de la revolución bolivariana: Encapuchados y armados

Por Manuel M. Cascante

la-jauria-de-chavez2
Los peligrosísimos barrios de cemento y cinc que colman las colinas de caracas son los nidos de grupos de extrema izquierda que se mueven detrás y al lado del líder revolucionario Hugo Chávez. Pistola al cinto, estas milicias, armadas por el Gobierno, son su más importante herramienta de presión social. El fotorreportero Álvaro Ybarra Zavala se mete en la boca del lobo y nos muestra la otra cara del «socialismo del siglo XXI».

El ojo confirma lo que las estadísticas señalan. Según la revista Foreign Policy, Caracas, con algo más de tres millones de habitantes, tiene la mayor tasa anual de homicidios en el mundo: 130 por cada 100.000 habitantes, más que Ciudad del Cabo, Nueva Orleans y Moscú. «La capital del país de Chávez se ha tornado en años recientes mucho más peligrosa que cualquier ciudad suramericana, superando aún a la otrora notoria Bogotá», sentencia la publicación. Y lo corrobora un paseo nocturno por el antaño floreciente Sabana Grande, el bulevar comercial de la ciudad, convertido ahora en un aterrador parque temático de la delincuencia.

El del Orinoco es un país rico lleno de pobres. Siempre lo ha sido. Ajena al consejo de Arturo Uslar Pietri, «sembrar el petróleo», la «Venezuela saudí» lleva camino de convertirse, merced a la criminalidad, en la «Venezuela iraquí». En los supermercados, en los barrios nobles de Chacao o en los ranchitos que se asoman sobre la ciudad nunca falta el Scotch añejo (por algo es el primer consumidor mundial per cápita), aunque escaseen la «harina PAN» –con la que se elaboran las arepas y las hallacas navideñas–, el pollo, la leche o los huevos. Y, últimamente, también el agua y la electricidad.

Los taxistas se lo piensan dos veces antes de subir a la 23 de Enero, una de las parroquias más pobladas y deprimidas del céntrico municipio Libertador, en el área metropolitana de la capital federal. La Policía también pone reparos para encaramarse a esas colinas de abigarrados bloques residenciales y apiñadas chabolas de cemento y cinc. Allí, en la 23 de Enero, rige la ley de Tupamaros, Zapatistas, «Alexis Vive» o La Piedrita; colectivos cuya acción directa va desde la promoción cultural hasta la autodefensa, pistola al cinto. Grupos de extrema izquierda surgidos de la pobreza casi extrema que se mueven detrás, al lado y, en ocasiones, por delante del líder revolucionario, Hugo Chávez, quien tiene en esas milicias una importante herramienta de presión social y «persuasión» política para desarrollar su «socialismo del siglo XXI». read more