Ramos Allup hace temblar a familiares de Cilia Flores que “trabajan” en la Asamblea Nacional

The New York Times

ramos-allup7

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup está cortando rabo y oreja. El popular político se ha propuesto revisar cada céntimo del presupuesto del Parlamento en las últimos años. Ha puesto la lupa sobre las administraciones anteriores y las ha acusado de inflar la nómina de personal, tener plantillas de gente que no trabaja pero cobra. Un aspecto que ha llamado la atención del presidente de la legislatura es la presencia en las lista de cobro a unos 40 familiares directos de la primera dama y actual diputada Cilia Flores.

El nepotismo y los casos de corrupción durante la presidencia de Cilia Flores en la Asamblea Nacional han dado mucho que hablar. Durante los años de su mandato nadie controlaba, a nadie rendía cuentas de los gastos. La primera dama ha hecho por años lo que se le viene en ganas se escucha decir en los pasillos del Parlamento. Las partidas presupuestarias de la AN son un misterio que sólo conocen unos pocos, muy pocos. Para esta élite política las leyes de contraloría no han existido y ahora Ramos Allup amenaza con averiguar todo.

Cilia Flores fue acusada de ejercer nepotismo, al colocar a más de 40 de sus familiares en cargos en la legislatura. Todo indica que la familia de la primera dama cobran 15 y último, están en la nómina pero no trabajan en ninguna dependencia. Una fuente indica a pancaliente.info que el pánico se apoderó de los reposeros de la familia Flores, a tales extremos es el nerviosismo que ya empezaron a limpiar sus escritorio dice.

Nadie los ve en labores sino los días de cobro, pero ante los cambios muchos hasta se empezaron a despedir, acusa la fuente.

En 2008, el líder de un sindicato progubernamental que representa a empleados de la legislatura acusó a Flores de evadir los procedimientos normales para colocar a 40 familiares en puestos de gobierno, en ocasiones pasando por encima a aplicantes más calificados.

Esa denuncia también fue respaldada por Pastora Medina (Movimiento Ecológico de Venezuela), en junio de 2008, agregando que Flores ordenó de manera arbitraria e ilegal el despido de más de 46 trabajadores en supuesto favor de sus familiares. He aquí el motivo de que las instituciones públicas están bajo las instrucciones del gobierno nacional.

Divulgó una lista de los familiares en puestos gubernamentales que incluía a una hermana, al menos dos hermanos, una nuera, y muchos otros. Los nombres más reconocidos del clan Flores son los siguientes: Hernes Flores, Vladimir Flores, Giusón Flores y Franquie Flores, hermanos de Cilia Flores, trabajan en la Asamblea Nacional, así como sus sobrinos Erika Albornoz e Irving Molina, sus primos Marvella Gaviria y Juan Flores; su nuera Magali Gutiérrez”

Flores negó firmemente cualquier trato especial a sus familiares, y dijo que habían recibido sus puestos con base en sus supuestos “méritos” que nadie conoce hasta la actualidad.

En ese momento, un comentarista dijo en broma que había tantos de sus familiares trabajando en la Asamblea Nacional que si alguien decía el nombre Flores, todos volteaban.

Registros gubernamentales en línea indican que varios de los familiares de Cilia Flores mencionados durante el escándalo continúan teniendo cargos gubernamentales.

Flores y Maduro han vivido juntos durante años pero se casaron poco después de que Maduro fue elegido presidente en abril de 2013, pues el mandatario dijo que quería ser un ejemplo para los venezolanos. También llamó a Flores la “primera combatiente”, diciendo que era más adecuado que “primera dama” para su papel como líder revolucionaria.

Desde que se convirtió en primera dama, Flores ha ampliado su influencia y es considerada una de las personas más poderosas en el gobierno. Y es, una vez más, candidata para la Asamblea Nacional en la próxima elección.

Entre sus parientes y colaboradores cercanos en posiciones de poder está otro sobrino, Carlos Erik Malpica Flores, quien fue designado tesorero nacional unos meses después de la elección de Maduro. El presidente posteriormente le dio asiento en la junta de la compañía petrolera gubernamental, Petróleos de Venezuela, y también fue nombrado vicepresidente de finanzas de la misma. Apenas esta semana fue sacado de la estatal petrolera tras el escándalo que lo vincula con el narcotráfico en los Estados Unidos.

Maduro no tiene la misma fama que su mujer por nombrar a familiares cercanos en posiciones de poder, a excepción de su hijo, Nicolás Maduro Guerra. En 2013, lo nombró como jefe de un grupo de inspectores especiales para evaluar la efectividad de las políticas gubernamentales y combatir la corrupción. También fue encargado de crear una escuela nacional de cinematografía.