“Una elección con rehenes”: Disidentes chavistas difieren sobre presidenciales

Ovario2 dice: Hasta los chaburros descerebrados entienden que ir a unas elecciones convocadas por la ilegal ANC bajo las mismas condiciones que siempre hemos desaprobado es absurdo

La oposición venezolana asistió este lunes a la reanudación de la negociación con el Gobierno nacional en República Dominicana con la exigencia de que sean postergadas las elecciones presidenciales, previstas para realizarse a más tardar el 30 de abril del presente año. Solo de esta forma la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) comunicará su decisión de participar o no en los comicios.

Sumado a ello, la delegación de oposición ha planteado como uno de los puntos para la negociación el cambio de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), una institución que, según denuncias, actúa bajo las ordenanzas del gobierno de Nicolás Maduro.

La exdefensora del pueblo, Gabriela Ramírez, aseveró en entrevista ofrecida a El Cooperante que “no tiene sentido” que la coalición opositora participe en el proceso impuesto por la Asamblea Nacional Constituyente sin las condiciones exigidas. “El nombramiento de las autoridades del CNE que es una mora muy larga y en las condiciones actuales es una situación sensible para que realmente se puedan debatir unas elecciones transparentes y justas”, expresó.

Señaló la disidente chavista que los partidos que decidan postular a sus candidatos deben tener, por lo menos, tres meses para iniciar una campaña en la que presenten sus propuestas. Ramírez afirmó que en este escenario de premura “el resultado sería favorecedor para el Gobierno que controla cada detalle de esta elección”.

Sobre la posibilidad de que el gobierno de Maduro no acceda a las peticiones electorales de la oposición, consideró la exfuncionaria del gobierno de Hugo Chávez que “lo más transparente con el pueblo y lo más genuino” es que la MUD no participe y que sea Maduro quien asuma el mando “con todas las condiciones de ventaja, pero que quede claro que no hubo contienda”.

“Prácticamente es ir a una elección amordazado, con una pelota de acero en cada tobillo y esposado, entonces ¿qué sentido tiene eso? Esto no es una competencia electoral, esto es la imposición de una reelección en unas condiciones de laboratorio para que Maduro repita”, sentenció.

Sin embargo, Gonzalo Gómez, miembro de Marea Socialista, mantiene una postura diferente ante las declaraciones de la la exdefensora, puesto que consideró que la organización sostiene que “hay que intentar participar hasta donde sea posible para aprovechar los más mínimos resquicios democráticos que todavía quedan” frente a las condiciones impuestas, trampas electorales y ventajismos que ha usado el gobierno de Maduro.

“A sabiendas de los inconvenientes, aún denunciando este sistema electoral, donde te ponen fechas sorpresas, donde te dejan lapsos efímeros, donde no tienes chance de hacer sustitución de candidaturas, donde se niegan a reconocer candidatos por cualquier tipo de argumento caprichoso, donde si no pueden liquidar a un candidato desde el punto de vista electoral, lo meten preso con alguna argucia o algún invento de cualquier situación. Estas son unas elecciones con rehenes“, manifestó Gómez, quien también es director del portal web Aporrea.

Aclaró el miembro de Marea Socialista que el hecho de que participen en los comicios previstos dentro del primer cuatrimestre de este año, sin fecha aún especificada, no significa que esa organización “esté convalidando la forma en la que Maduro llama a elecciones, a la ANC o al CNE supeditado a ellos, simplemente no renunciamos a nuestro derecho”.

“No tenemos nada que ver con la oposición ni con sus métodos, pero nosotros estamos a favor de la participación democrática, la diversidad y la pluralidad política, siempre y cuando esté en el marco de la Constitución, pero el primero que se salió de la Constitución es el Gobierno ahorita; aquí no hay norma vigente, no se sabe lo que impera“, dijo Gómez a esta redacción.

Aseguró que el Gobierno trabaja para que sus adversarios no puedan consensuar y discutir. Agregó que en el Partido Socialista Unido de Venezuela “sacan del bolsillo una candidatura y luego inventan que lo pidieron las bases. Ponen a la gente a correr, no da el tiempo para los procesos democráticos, eso es una cosa horrorosa”.