El costo de no actuar en Venezuela ya

Por María Corina Machado

Los venezolanos y las democracias de Occidente queremos que la tiranía que destruye nuestro país termine cuanto antes. Ya ha quedado claro que el régimen no soltará el poder; hay que quitárselo. Los partidarios del régimen se han dedicado a cuantificar y exagerar los costos de la acción conjunta -nacional e internacional-, necesaria para liberar a Venezuela de la fuerza criminal de ocupación. Lo que no se dice es cuál es el tamaño del costo de no hacerlo.

En primer lugar, está el impacto interno; es la urgencia ética de una sociedad sometida a un genocidio. Cada día que pasa muere un número indeterminado de venezolanos por hambre, epidemias y violencia. Hay una generación completa creciendo sin nutrición, salud, ni educación que ya sufre consecuencias irreversibles. Para muchos, ya es demasiado tarde.

Esta devastación ha causado el éxodo más grande en la historia del hemisferio. Según ACNUR, en los últimos 7 meses huyó un millón de venezolanos, a pesar que vivíamos un período de renovada esperanza en el cambio político. En pocos días concluye el año escolar en Venezuela, y con ello una inevitable y aún más grande ola de migración. Perú, Chile y Trinidad lo han anticipado, y han impuesto controles migratorios; pero Venezuela no es una isla y no hay manera de bloquear la salida. La porosa y amplia frontera con Colombia lo demuestra.

Para los países vecinos, el incremento exponencial de la llegada de venezolanos no significa sólo una demanda casi inmanejable en los servicios públicos, también representa el riesgo de la llegada de enfermedades no controladas en nuestro país, y la infiltración de agentes del régimen disfrazados de “movimientos sociales”, cuyo propósito es crear conflictividad y desestabilización en aquellos países que han encontrado un camino democrático y liberal. read more

ONG tachan de apartheid y discriminación subsidios a medicinas a través del carnet de la patria

By JULETT PINEDA SLEINAN

“Es un apartheid de la salud“, asegura Luis Francisco Cabezas, director de la Asociación Civil Convite, organización que lucha por los derechos sociales de la población. Así califica el activista la más reciente medida anunciada por Nicolás Maduro, quien dijo que se fijarán precios internacionales para los medicamentos y subsidios solo para los beneficiarios del carnet de la patria.

Cabezas insiste en que el artículo 83 de la Carta Magna es claro y habla del carácter universal del derecho a la salud. “La Constitución no establece que uno debe tener un carnet político para poder acceder a las medicinas. Hay personas que lo tienen, pero hay otras que no”, dice.

En cadena nacional, Maduro anunció la tarde de este miércoles, 20 de marzo, que las medicinas tendrán precios internacionales y se establecerá un sistema de subsidio a través del carnet de la patria, esto a manera de que la empresa privada y pública tengan “oportunidad de hacer sus importaciones”. No ofreció más detalles.

Maduro hizo los anuncios desde el almacén robotizado Jipana, en el estado Miranda. Allí también dijo que Rusia enviaría toneladas de medicinas y principios activos al país. read more

El cuerpo de Jesús Miguel Espinoza fue hallado con disparos en la cabeza tipo ejecución

Conocido como “Liderín” en Lechería, Anzoátegui, Jesus Miguel Espinoza fue activista de VP y miembro activo del Movimiento Resistencia. Como opositor fue arrestado el 4 de junio de 2017 y durante 4 meses permaneció privado de libertad en La Pica.

Su cuerpo fue hallado en la plaza de la Urb. Puerto Principe en Lecheria presentando dos disparos en la cabeza. Era primo del teniente Alberto Maita Espinoza quien fuera arrestado por el caso de Oscar Perez. Actualmente se desempeñaba como formador de la dirigencia juvenil de VP y organizaba actividades deportivas en la alcaldia de Urbaneja. Efecto Cocuyo informó que al lado del cuerpo fue hallado un arma Walter PPK calibre 380mm.

Confirman la muerte del jefe de Corpoelec en Guayana tras ser detenido por el Sebin

 

Asesinado por el régimen chavista

Familiares de Ángel Javier Sequea Romero, ingeniero de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), confirmaron la muerte del hombre, asegurando que en el acta de defunción se lee que murió en una celda del Cicpc de San Félix, estado Bolívar.

De acuerdo con lo publicado por El Pitazo, el parado 9 de marzo, durante el apagón nacional, fuentes informaron que Sequea falleció tras su detención, ejecutada el 1º de marzo, por supuesto robo de material estratégico.

Vale destacar que los familiares del ingeniero señalan que no están en condiciones de declarar a medios de comunicación.

Es importante recordar que el fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, confirmó esta versión en una entrevista a Globovisión Señaló además que prestaron los primeros auxilios a Sequea pero en el traslado falleció.

Por su parte, Andrés Velásquez, dirigente de La Causa R, denunció en sus redes sociales Sequea había sido detenido por el Sebin la noche antes y había aparecido muerto:

“Fue secuestrado por policía de la dictadura y murió bajo tortura. El ingeniero Sequea había denunciado situación de abandono del sistema eléctrico”, publicó este 19 de marzo en Twitter.