Trump baraja un embargo económico a España en respuesta a los vínculos de la narcodictadura venezolana con el Gobierno socialcomunista de Sánchez

Del Toro Al Infinito

AD.- Fortalecido tras su absolución por el Senado norteamericano de los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso en el juicio político contra él por presiones a Ucrania y con unos índices de popularidad cercanos al 50 por ciento, Donald Tump, que camina como un rayo hacia la reelección de forma abrumadoramente mayoritaria, ha puesto al Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez en su punto de mira. AD adelantó el 24 de enero que Estados Unidos estudia cursar una orden de detención internacional contra el ministro José Luis Ábalos. La noticia fue confirmada por medios como Periodista Digital, citando fuentes vinculadas con el Ejecutivo español.

La vicepresidenta chavista Delcy Rodríguez provocó un gran revuelo mediático al aterrizar en el Aeropuerto de Barajas, ya que tenía impedido entrar en territorio europeo por vulnerar los derechos humanos (según la ONU) y el ministro José Luis Ábalos la recibió personalmente, incumpliendo así la ley. Lo que no sabíamos hasta ahora era que también había hablado por teléfono con Pedro Sánchez, una información que publica hoy en exclusiva el diario ABC, a través de fuentes de la oposición venezolana y de la propia vicepresidenta.

 

El suceso se produjo el pasado 20 de enero y habría sido Ábalos, muy nervioso, quien llamó a Sánchez y le pasaría el terminal a Rodríguez. «Fue una conversación breve», aseguran las fuentes, pero habrían tenido tiempo para que Rodríguez pidiera a Sánchez que no recibiera en Madrid a Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela y líder de la legítima Asamblea Nacional, que visitaba España unos días después.

Por si fuera poco, fuentes de la Administración Trump han apuntado que tanto el FBI como la DEA quieren conocer el contenio de los vídeos tanto de la pista de aterrizaje como de la sala vip, por si registraron la presencia de Rodríguez, investigada por la Administración para el Control de Drogas (DEA) junto a un buen número de dirigentes venezolanos.

Los vínculos de las autoridades chavistas con dirigentes gubernativos españoles y el hecho de que Delcy Rodríguez disuadiera a Sánchez de que recibiera a Juan Guaidó, habría hecho considerar a Trump la inclusión de España en la lista de países enemigos. read more