Cientos de padres separados de sus hijos en la frontera entre Estados Unidos y México siguen “inubicables”

El más joven de estos niños separados de sus familias tenía 4 meses y pasó cinco meses en una casa de acogida bajo la custodia del gobierno de Trump antes de ser devuelto a sus padres. Al año y medio de edad todavía ni caminaba ni hablaba. Otro logro de Trump “making America great again.”

Por CAMILO MONTOYA-GALVEZ – CBS NEWS

Los defensores no han podido comunicarse con los padres de 545 niños que fueron separados por las autoridades de inmigración de EEUU en la frontera sur y que podrían ser elegibles para reunificaciones ordenadas por la corte, según un documento legal conjunto de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y el Departamento de Justicia.

Border Protection, El Paso del Norte International Port of Entry. Foto: Ivan Pierre Aguirre for The Texas Tribune

 

Estos padres, designados como “inubicables” en la presentación judicial, son parte de más de 1,000 familias migrantes que fueron separadas por funcionarios fronterizos de Estados Unidos antes de que la administración Trump implementara por completo su represión de “cero tolerancia” en la primavera de 2018.

La política de “cero tolerancia” llevó a la separación de más de 2.800 familias migrantes antes de que la jueza Dana Sabraw del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en San Diego pusiera fin a la práctica en junio de 2018.

La mayoría de las familias que permanecieron en Estados Unidos cuando se emitió el fallo finalmente se reunieron, pero Sabraw autorizó a un comité directivo de grupos de defensa a rastrear a los cientos de padres que fueron deportados sin sus hijos. Después de ser localizados, la mayoría optó por que sus hijos fueran llevados a sus países de origen o les permitieron quedarse en los EEUU con otros miembros de la familia, renunciando a su derecho a la reunificación.

Paso del Norte International Bridge in El Paso, Texas. Foto: Mark Lambie—El Paso Times/USA Today/Sipa

Pero en octubre de 2019, el gobierno de EEUU reveló que había separado otros 1,556 niños de sus padres entre el verano de 2017 y junio de 2018, incluso durante un programa piloto para la política de “cero tolerancia” en El Paso, Texas. Luego, el comité directivo se propuso ubicar a las 1.030 familias para las que el gobierno proporcionó información de contacto, ya que Sabraw dijo que podrían ser elegibles para la reunificación si permanecían separadas.

Hasta ahora, el comité ha localizado a los padres de 485 de estos niños, pero continúa buscando a los padres de 545 menores, dos tercios de los cuales se cree que han sido deportados a sus países de origen. Los esfuerzos para comunicarse con estos padres utilizando los números de teléfono proporcionados por el gobierno no tuvieron éxito.

Los defensores liderados por el grupo Justice in Motion han estado en México y América Central durante meses buscando a estos padres “inubicables”, pero sus esfuerzos se detuvieron temporalmente debido a la pandemia de COVID-19.

No está claro cuántos de los padres “inubicables” aún no se han reunido con sus hijos después de las separaciones forzadas en los EEUU. Los niños que permancieron en los EEUU, la mayoría fueron entregados en custodia a patrocinadores, generalmente familiares.

Literalmente en El Paso, Texas estan detenidos debajo de un puente y rodeados de alambre de púas.

“Lamentablemente, todavía estamos buscando a cientos de familias que se separaron hace años y no nos detendremos hasta que las encontremos a todas”, dijo a CBS News Lee Gelernt, el principal abogado de la ACLU en el caso. “Algunos de estos niños eran sólo bebés cuando fueron separados de sus padres”.

En un comunicado el miércoles 21 de octubre de 2020, el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Chase Jennings, criticó la “narrativa” de los informes de noticias sobre la presentación judicial del martes. “El DHS ha dado todos los pasos necesarios para facilitar la reunificación de estas familias donde los padres querían que ocurriera”, dijo Jennings en un comunicado.

Ovario 2 dice: O sea, que según este portavoz del DHS, 545 niños fueron abandonados por sus padres después de ser separados por las malas y deportados. O sea, los padres decidieron dejarles el paquete aquí… ¿quien puede creer eso cuando esa gente arriésga su vida para poder ofrecerle a sus hijos una vida mejor?