Las mentiras de Ábalos, un ministro acorralado

Por ABC España

Sus palabras: “Lo resolví como mejor pude” o sea, lo resolvió haciéndole honra a su gobiernucho pues “MINTIENDO” joder, porque eso es lo único que saben hacer…

El ministro de Transportes se reunió con Delcy Rodríguez en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas

¿Delcy Rodríguez pisó o no suelo español?

Las fuentes consultadas por ABC dicen que «técnicamente» no, aunque sí es cierto, aunque el Gobierno lo niegue, que salió del avión -hay testigos- y que estuvo en una sala en la zona de vuelos privados de Barajas. En cualquier caso, si La Moncloa quiere puede aclarar este punto porque tanto pistas como resto de instalaciones de Barajas están cubiertas por cámaras de seguridad.

¿Era obligatoria su detención si llega a entrar?

Absolutamente; de hecho, la Policía así se lo advirtió a José Luis Ábalos. En el momento en que supo que el avión iba a aterrizar en Barajas se activó la pertinente alarma y no había marcha atrás. No hacerlo hubiese supuesto una grave violación de la legalidad, y así se le dijo al ministro.

¿Por qué negó el ministro Ábalos la visita?

Desde el momento en que trascendió la noticia fue consciente de la gravedad de los hechos y la torpeza con la que había actuado. Intentó negarlo primero, y ayer, acorralado, dio dos versiones más… Alguna, tan delirante como que sube a un avión en el que está la vicepresidenta de Venezuela pero que no se reúne con ella… Llama la atención que alguien que es considerado como una persona hábil y astuta no supiera que es imposible mantener en el aeropuerto reuniones de este tipo sin ser detectado.

¿Por qué no puede entrar Rodríguez en la UE?

Es una sanción impuesta por la Unión Europea, que considera a la vicepresidenta de Venezuela y mano derecha de Maduro como responsable de la violación de derechos humanos en su país.

¿Cómo ha recibido la UE esta reunión?

Aunque no hay una respuesta oficial, salvo para afirmar que la aplicación de las sanciones a Venezuela corresponden a cada Estado miembro, es evidente que en Bruselas hay sorpresa y malestar. José Borrell es el máximo responsable de la diplomacia europea y reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

¿Qué consecuencias tiene en el Gobierno?

En el asunto de Venezuela, como en otros, hay dos gobiernos: el de Iglesias, que considera a Guaidó dirigente de la oposición; y el de Sánchez, que aun reconociendo a Guaidó no quiere reunirse con él al máximo nivel, junto lo contrario que están haciendo otros países europeos. La crisis de Ábalos no hace sino aumentar la división.

¿Por qué González y Zapatero discrepan?

González considera que Maduro es un dictador y Venezuela un estado fallido: Zapatero, que hace de mediador, parece cautivado por él.