Los ingresos de los hogares crecieron más lentamente en la mayoría de los estados bajo Trump, incluso antes del COVID-19

Jessica Goodheart and Danny Feingold, Capital & Main 

Capital & Main es una publicación sin fines de lucro que informa sobre temas económicos, ambientales y sociales.

Incluso antes de que la economía de Estados Unidos fuera golpeada por una pandemia, los ingresos de los hogares estadounidenses típicos crecieron a un ritmo más lento en más de la mitad de los estados bajo Donald Trump que en los años previos a su presidencia, según un nuevo análisis de Capital & Main de Datos del censo de EEUU.

Esos estados incluyen varios campos de batalla claves, socavando uno de los temas centrales de la campaña de Trump: que antes del COVID-19, sus acciones llevaron a una economía que él ha descrito como “la mejor que jamás ha existido”.

Pensilvania experimentó una desaceleración del crecimiento del ingreso familiar típico del 6.2% en los últimos tres años de Obama al 4.7% en los primeros tres años de Trump, mientras que el crecimiento del ingreso familiar promedio en Wisconsin disminuyó del 7.1% al 6%.

En New Hampshire, el crecimiento del ingreso familiar típico se desaceleró del 7.2% entre 2013 y 2016 al 3.1% de 2016 a 2019, mientras que en Iowa se desaceleró del 4.5% al ​​3%.

A nivel nacional, el crecimiento medio de los ingresos familiares en los primeros tres años de Trump fue casi idéntico a la tasa de crecimiento en los tres años anteriores a su presidencia, según una de las dos principales encuestas del censo. Una segunda encuesta del censo muestra que el crecimiento medio de los ingresos de los hogares en realidad se desaceleró en los primeros tres años de Trump al 2,1% anual en comparación con el 2,6% anual durante los últimos tres años de Obama.

Los defensores del presidente apuntan a otros indicadores como el ingreso familiar, que no incluye hogares con personas solteras y personas no emparentadas que viven juntas. Los ingresos familiares, señalan, crecieron más rápido en los primeros tres años de Trump que en los años antes de que asumiera el cargo.

Sin embargo, medidos por el ingreso familiar promedio, 26 estados experimentaron un crecimiento más lento bajo Trump incluso antes de la pandemia, incluso en la mitad de los estados del campo de batalla de 2020 identificados por The Cook Political Report, un boletín informativo no partidista que analiza campañas y elecciones. Incluyen Georgia, Carolina del Norte y Ohio, junto con Iowa, New Hampshire, Pennsylvania y Wisconsin. Además, dos estados con distritos de campo de batalla, Maine y Nebraska, experimentaron una desaceleración del crecimiento del ingreso familiar medio en términos reales.

En la reñida carrera de 2016 entre Trump y Hillary Clinton, dieciséis de los 26 estados donde el crecimiento de los ingresos familiares se desaceleró en los años siguientes apoyaron a Trump. Siete de esos 16 se consideran campos de batalla en la actual carrera presidencial.

La desaceleración del crecimiento de los ingresos en la mayoría de los estados durante los años de Trump se produjo a pesar de que el presidente heredó una economía fuerte, a diferencia de su predecesor, que asumió el cargo durante la peor recesión desde la Gran Depresión.

“Obama nos estaba sacando de una recesión larga y muy profunda, y Trump heredó eso. En todo caso, es notable que los ingresos reales no aumentaron más rápido con Trump que con Obama, a pesar del estímulo que supuestamente proporcionarían sus recortes de impuestos ”, dijo Nari Rhee, directora del programa de seguridad para la jubilación de la Universidad de California, Centro de Investigación y Educación Laboral de Berkeley.

El análisis de los datos más recientes de la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de Capital & Main, una organización de noticias sin fines de lucro, se realizó en conjunto con el Centro Laboral de UC Berkeley. Compara dos períodos de expansión económica: los últimos tres años de Obama en el cargo (2014 a 2016) con los primeros tres años de la presidencia de Trump (2017 a 2019). En cada caso, los ingresos reportados en los años anteriores (2013 y 2016) permiten medir el crecimiento en los años posteriores.

Trump ha prometido repetidamente que puede devolver la economía a sus niveles anteriores a la pandemia. Pero el análisis de Capital & Main muestra que, incluso antes de la pandemia, la tasa de crecimiento de los ingresos para el hogar típico era geográficamente desigual.

Stephen Moore, exasesor económico de Trump y miembro principal de la Heritage Foundation, ha argumentado recientemente que Trump rescató una economía en serios problemas financieros.

“Los ingresos familiares aumentaron a niveles récord en 2017, 2018 y 2019, ya que la desregulación y los recortes de impuestos impulsaron un motor poderoso”, escribió Moore en un editorial a principios de este mes.

Sin embargo, durante la primera mitad de la administración Trump, entre el 2017 y el 2018, el crecimiento del ingreso real para el hogar típico creció a menos de la mitad de la tasa que lo hizo en los dos años antes de que asumiera el cargo, según un análisis anterior de Capital & Main y el Instituto de Política Económica.

Todos los estados, excepto dos, experimentaron una tendencia de crecimiento más lento en el ingreso familiar medio durante los dos primeros años de la presidencia de Trump en comparación con los dos años anteriores. Los hogares más pobres también vieron un crecimiento de ingresos más lento en los primeros dos años de Trump en comparación con los últimos dos años de Obama.

Fue solo en 2019 que la imagen se iluminó para muchos estadounidenses. La baja tasa de desempleo y la expansión prolongada probablemente llevaron a un aumento de los ingresos a medida que más personas encontraban trabajo en un mercado laboral ajustado, dice David Cooper del Instituto de Política Económica.

Sin embargo, Cooper le da poco crédito a la política económica de Trump por el crecimiento de los ingresos familiares en 2019 y dice que “desperdició todas las oportunidades para ayudar a los estadounidenses comunes y corrientes”.

“Los datos son un buen recordatorio de que la administración Trump heredó una de las mejores economías de (una) generación. Pero no hicieron nada en sus primeros tres años lo que alteró significativamente la trayectoria general de la economía durante ese tiempo”, dijo.

“A pesar de toda la retórica, las empresas siguen deslocalizando empleos, el déficit comercial con China sigue creciendo. La política económica característica de (Trump) fue un recorte fiscal masivo que benefició de manera abrumadora a los ricos”.

Cooper no discute que los ingresos familiares crecieron a un ritmo más rápido bajo Trump que bajo Obama, pero acredita el hecho de que el país estuvo ocho años en una expansión económica, no los recortes de impuestos de Trump o la agenda desreguladora. Las medidas de austeridad impulsadas por un Congreso controlado por los republicanos y las legislaturas estatales impidieron que los ingresos familiares aumentaran más bajo Obama, según Cooper.

Por supuesto, lo que más está en la mente de la gente en este momento es una pandemia y una recesión que ha borrado el progreso económico logrado bajo Obama y Trump por igual.

Las ganancias de empleo obtenidas desde la Gran Recesión han sido aniquiladas por la pérdida de empleos relacionada con COVID-19. Su impacto en el hogar típico en los estados de batalla y en otros lugares se comprenderá mejor cuando la Oficina del Censo de los Estados Unidos publique sus datos de ingresos el próximo septiembre, mucho después de las elecciones.

 

Este artículo apareció originalmente en USA TODAY: Los ingresos familiares crecieron más lentamente en la mayoría de los estados bajo Trump