Otra mujer da a luz a las puertas de un hospital en Ciudad Guayana

Los Tubazos

En lo que va del mes de enero, dos mujeres han dado a luz prácticamente a las puertas de los hospitales en el estado Bolívar.

Otra pobre mujer da a luz en maleza a las afueras del hospital

Hace aproximadamente 10 días circulaba un video vía redes sociales donde una mujer tuvo su bebé a la salida del Centro Materno Infantil Negra Hipólita en San Félix, sector 25 de Marzo.

Y este lunes, ocurrió a las afueras del hospital Uyapar. Una joven de nombre Marilyn Rojas, tuvo a su bebé en la zona verde cercana a donde se encuentra ubicada la Morgue del centro de salud, en Alta Vista. Presuntamente los milicianos apostados a las puertas del hospital no sólo la maltrataron sino que no la habrían dejado pasar.

La propia directora del hospital, Yanitza Rodríguez dio la cara ante el hecho y explicó que la muchacha venía referida de otro centro de salud cuando ocurrió esto.

Nunca hizo referencia en cámara al comportamiento de los llamados milicianos quienes actúan como una especie de empresa de vigilancia del Estado, para evitar que se pierdan los medicamentos y equipos y que la gente, familiares, amigos y visitantes, introduzcan productos o cosas que no deben llevarse al centro de salud.

No es nueva la queja contra los milicianos y sus maltratos pero tampoco es menos cierto que ellos cumplen con una función positiva a las puertas del Nosocoimo.

De hecho es el centro de salud público con menos quejas de pérdidas de equipos aunque de allí han desaparecido hasta Ambulancias.

Hasta ahora tanto el gobierno nacional como el gobierno regional tienen una deuda gigantesca en el campo de salud con el estado Bolívar, porque el hospital Raúl Leoni de Guaiparo no tiene capacidad para atender a por lo menos un millón de pacientes mensuales que vienen de todo el oriente del país.

El Pediátrico Menca de Leoni cerró sus puertas por un problema con las aguas servidas y el hospital Uyapar gracias al trabajo diligente y a la mano de hierro de su directora no ha caído y continúa dentro de las limitaciones actuales atendiendo a los pacientes.

Mientras tanto, los Centros de Diagnóstico Integral o CDI y los llamados Barrio Adentro, no funcionan porque no tienen equipos, no cuentan con médicos, no hay seguridad y en algunos casos, las sedes de los Barrio Adentro se han convertido en viviendas utilizadas por personal del Estado.

Para cerrar este panorama nada alentador, el Hospital del Sur sólo existe en papel. Cuando el actual gobernador era presidente de la CVG y/o de Sidor y/o director general de la alcaldía de Caroní, anunció la construcción del Hospital del Sur. Han pasado más de cinco años y el gran Hospital del Sur sólo sigue existiendo en papel y en el recuerdo de los guayaneses.

Nota extraída de Cronica Uno por Jhoalys Siverio

Marlis Rojas dio a luz en las afueras del hospital Uyapar, en Puerto Ordaz, atendida por su cuñada, que es enfermera.

Bolívar. Enmanuel ya quería nacer. A su mamá, Marlis Rojas, de 31 años de edad, le harían cesárea en el hospital Dr. Raúl Leoni, un amigo médico; pero se le presentó una emergencia en Ciudad Bolívar. Se fue directamente al hospital Uyapar, en Puerto Ordaz, adonde llegó con dolores de parto, dilatada.

Marlis iba acompañada de su cuñada, quien es enfermera. Llegaron a la emergencia la mañana del lunes 20 de enero. El miliciano de turno les negó la entrada y la obligó a ir hasta la entrada principal del hospital. Mientras caminaba, las contracciones eran cada vez más fuertes. Marlis no aguantó. En medio de la maleza, cercana al área de la morgue, terminó el trabajo de parto atendida por su cuñada. Cuando los médicos llegaron, ya Marlis había dado a luz, seguía conectada a su bebé a través del cordón umbilical. Fue entonces cuando la ingresaron.

“Fue culpa del miliciano que no me dejó entrar por emergencia y me devolvió. Estaba mal, porque ya yo estaba en labor de parto”, contó Marlis Rojas, en Sala de Postparto, junto a su bebé. Ambos en perfectas condiciones de salud, aunque esperaban por un examen médico para que les dieran de alta.

¿Cómo fue la atención postparto? “Dentro de lo que cabe, bien aseguró la madre de su tercer hijo. “Pero todo por el escándalo que se hizo en redes sociales al conocerse su caso”.

Sin embargo, hay cosas que no cambiaron en el hospital Uyapar. La alimentación, por ejemplo, no está garantizada. Marlis ingresó el lunes 20 de enero. Al día siguiente en la mañana no le habían dado comida, de eso se ocupan los familiares.