Para Diosdado Cabello el firmar contra Obama es obligado

Obligan a presos venezolanos a firmar contra el decreto de Obama

EL NACIONAL

CARACAS.- Las denuncias no han cesado, y se estima que han obligado a presos, estudiantes, niños, personas que compran en mercados del Estado a firmar, de lo contrario recibirán represalias.

Er que no filme, no puede compra comía... así es...

Er que no filme, no puede compra comía… así es…

Reclusos de cinco cárceles y seis centros de detención de adolescentes fueron trasladados este jueves hasta la sede del Ministerio de Servicio Penitenciario, ubicada en El Rosal, para que firmaran en contra del decreto de Obama que declara a Venezuela como una amenaza inusual para la seguridad de Estados Unidos.

En una nota de prensa del Ministerio de Servicio Penitenciario de Venezuela se citaron unas supuestas declaraciones realizadas por un grupo de internos que habrían manifestado su rechazo al decreto del gobierno de Estados Unidos.

“No somos una amenaza, somos esperanza,  socialista,  antiimperialista. Nosotros los privados de libertad,  levantamos la voz, con el permiso de la primera combatiente y madre del alma de los penales,  Iris Varela,  y anunciamos el rechazo contundente al decreto de Obama. Estamos dispuesto a defender la patria hasta con nuestra propia vida si es necesario”.

Según la ministra, en su despacho se han recolectado más de 16.000 firmas y pretende alcanzar la cifra de  50.000, como cuota mínima.

¿Obligados?

Marianela Sánchez, coordinadora del área judicial del Observatorio Venezolano de Prisiones, confirmó que recibieron denuncias de familiares de internos de Yare III que rechazaron que sus presos fueron trasladados para firmar en contra del decreto.

“Estamos haciendo un monitoreo para saber si la situación se está repitiendo en varios penales y si los reclusos son obligados para firmar, si es así, sería una nueva vulneración y hostigamiento más a la población reclusa”, manifestó.

Familiares de presos de Rodeo I confirmaron que los voceros de ese penal en el que aún no se aplica el nuevo régimen penitenciario, se organizan para lograr que los internos firmen en contra del decreto.

“Estamos coordinando para llevar los cuadernillos para que los familiares firmen en las colas y pedir que los presos firmen. Imagínate que haya una invasión y ellos metidos allí, puede haber una masacre”, dijo la madre de un recluso.