Escuchen lo que dice el pueblo

poli

En los alrededores del mercado Metroplaza de San Diego se corrió el rumor de que había llegado la leche. Amas de casas con niños en brazos comenzaron a aglomerarse en las afueras del recinto a esperar que comenzara la venta y sin que hubiese disturbios ni altercados llegó la policia y comenzó a lanzar gases lacrimogenos hacia la multitud para dispersarla. Todo para espantar a la gente y no venderles nada. Se supo después que la leche se la habían vendido a unos buhoneros del PSUV quienes la revenden en la zona y cobran por la leche hasta el triple de lo que cuesta.