Fiscalía venezolana imputa a María Corina Machado por presunto delito de conspiración contra Nicolás Maduro

Redacción NTN24 Venezuela – Colaboración de Agencias

ma corina y lilianEl Ministerio Público de Venezuela imputó el miércoles a la líder de la oposición, María Corina Machado, por su presunta vinculación con un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro, tras ser acusada por el Estado.

Machado llegó a la Fiscalía, ubicada en la ciudad de Caracas, alrededor de las 9 de la mañana. De acuerdo con una información difundida por la página oficial del Ministerio Público, la fiscal le imputó a Machado “el delito de conspiración, establecido y sancionado en el artículo 132 del Código Penal”. Según lo dispuesto en dicha norma “cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años”.

No quedó inmediatamente claro si la dirigente opositora enfrentará un juicio por el delito de conspiración (que contempla la pena de años mencionada) libre o tras la rejas.

“Hoy me han imputado por el delito de conspiración (…) Absolutamente todas las acusaciones y las supuestas pruebas son falsas y desde luego que las he rechazado”, dijo Machado al salir de la Fiscalía. Además, tachó de “infamia” las pruebas y la acusación en su contra.

De acuerdo con el comunicado, por estos mismos hechos tienen órdenes de aprehensión Henrique Salas Römer, Diego Arria Salicetti, Ricardo Emilio Koesling Nava, Gustavo Tarre Briceño, Pedro Mario Burelli Briceño y Robert Alonso Bustillo.

La noche de este martes, la exdiputada envió un mensaje asegurando que acudiría al Ministerio Público para “defender la verdad”. A su llegada fue recibida por un gran número de periodistas y personas que han manifestado su apoyo.

En las afueras del ente judicial, Machado indicó que su asistencia al Ministerio Público es para “enfrentar la injusticia que hay en Venezuela”, por lo que negó que “se esté entregando”. Del mismo modo, hizo un llamado a los venezolanos para que “luchen” si ella llegase a quedar hoy detenida por las autoridades de su país.

“Pase lo que pase hoy, vamos a triunfar. La transición a la democracia es inminente”, dijo a los medios que se encuentran en el lugar.

LAS PRUEBAS DEL GOBIERNO

El plan para asesinar a Maduro fue denunciado a finales de mayo por el dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, que mostró varios correos atribuidos a Machado donde se podían leer mensajes a diferentes actores de la oposición venezolana.

En los mensajes atribuidos a la opositora, la exdiputada decía que había llegado la hora de acumular esfuerzos y obtener “el financiamiento para aniquilar a Maduro”.

Poco después la misma Machado reconoció que los correos correspondían a sus cuentas, pero aseguró que ya no usaba esas direcciones y que ella no quería ni un magnicidio ni un golpe de Estado sino la renuncia de Maduro.

Antes de entrar a declarar a la fiscalía, la opositora afirmó hoy que los correos estaban manipulados y eran falsos.

“Yo quiero decirle hoy a Maduro y a su régimen, la contribución que pueden hacer por Venezuela, por la paz, es que Maduro renuncie (…) para que Venezuela pueda avanzar por una ruta de transición a la democracia en paz”, insistió hoy Machado.

Maduro, en un acto gubernamental poco después de conocerse este supuesto plan de asesinato, tildó a Machado de “asesina”, afirmación por la que la exdiputada aseguró que ya estaba sentenciada.

Con anterioridad a la publicación de los supuestos correos que le implicaban en el magnicidio, Machado fue despojada de su condición de diputada después de que intentara participar en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) como parte de la representación de Panamá para denunciar la situación de vulneración de los derechos humanos que, asegura, vive el país suramericano.

A su regreso al país, a finales de marzo, el presidente del parlamento venezolano, Diosdado Cabello, anunció que Machado había perdido su condición de diputada por aceptar el cargo panameño, lo que afirmó que contravenía su obligación de dedicación exclusiva como legisladora.

RECHAZO

“La justicia está de rodillas, atendiendo sentencias que vienen de (el palacio presidencial de) Miraflores o que llegan de La Habana”, agregó Machado.

La dirigente opositora de 47 años recibió el 26 de noviembre una citación del Servició Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en la cual se le señala por un presunto esquema para desestabilizar el país y atentar contra la vida del mandatario nacional venezolano.

A juicio de Machado, la citación se debe a que ella en constantes oportunidades ha denunciado tanto en Venezuela, como en el exterior los atropellos del Gobierno Nacional y ha afirmado que en el país hay una dictadura.

Aseveró que la citación se debe a un cobro de cuenta porque ha denunciado por todo el mundo que hay presos políticos en el país y que los derechos humanos de los estudiantes detenidos están siendo vulnerados, así como también que los poderes del Estado están secuestrados.

La acusación contra Machado es la más reciente de un torrente de denuncias hechas por los aliados del presidente Maduro, quienes alegan que los tres meses de violentas protestas registradas a inicios de este año fueron una fachada para un intento de golpe de Estado.

La oposición ha rechazado las acusaciones repetidamente y asegura que las denuncias de planes de conspiración y magnicidio son una estrategia del Gobierno para distraer a los venezolanos de la crisis económica que atraviesa el país petrolero.

Machado, junto al opositor Leopoldo López, comandaron las protestas callejeras de principios de año buscando la renuncia de Maduro bajo el eslogan de “La Salida”. En medio de las manifestaciones, se generaron enfrentamientos que dejaron poco más de 40 fallecidos.