LA INCOHERENCIA DIVISIONISTA DE CAPRILES…

Por GUSTAVO TOVAR ARROYO

arroyo

“SEÑORES, O USTEDES-REFIRIÉNDOSE A LA OPOSICIÓN-CAMBIAN LA POLÍTICA QUE ESTÁN PLANTEANDO O HAY UNA RUPTURA, LO DIGO CLARITO,”

HENRIQUE CAPRILES RADONSKI…

¿Qué le pasó a Capriles?

Venezuela atraviesa uno de los momentos más delicados en su tránsito de la dictadura chavista a la democracia, no podemos permanecer impasibles, la compleja coyuntura exige no sólo “unidad” sino “cohesión total” entre los miembros de la oposición y Henrique Capriles desde el 7 de diciembre la ha puesto en peligro -incluso amenazado con “ruptura”- con arremetidas irresponsables e incoherentes.
Con incredulidad y sorpresa, pero sobre todo pena, hemos leído las inauditas declaraciones de Capriles en las que se solidariza con Maduro (en El País de España incluso lo llama “compañero”) y ataca sin ton ni son a la oposición.

¿Qué le pasó a Capriles? ¿La tensión política -otra vez- lo ofuscó y perturbó? ¿Es tan sólo reconcomio político o es algo peor?

La incoherencia divisionista

En sus recientes declaraciones, Capriles por un lado se muestra sumiso, condescendiente y hasta obsecuente (chupa medias) con quien antes llamaba usurpador, ilegítimo y toripollo; con quien nos aseguró -con pruebas en mano- le habría robado nada más y nada menos que las elecciones presidenciales en 2013; con quien según sus propias palabras ha destruido las instituciones del país y al país mismo: Nicolás Maduro; a quien de manera insospechada, casi cómica, ahora quiere salvar porque salvarlo sería “salvar” a Venezuela, ofreciéndole diálogo, apoyo, incluso en un singular disparate político concediéndole un “trimestre” más para que rectifique como “estadista” (¡carajo, qué clase de locura es esa!); y por otro lado, en las mismas declaraciones acusa, deshonra y arremete de manera irresponsable contra cientos de miles de venezolanos de todo el país que se movilizaron en 2014 para protestar de forma valerosa y no violenta contra el régimen de Maduro, algunos de los cuales hoy tristemente están muertos, presos, torturados o en el exilio, por tener y luchar por la democracia y la libertad.

Responsabilizar a la oposición y no a Maduro de las calamidades que estamos padeciendo es inaceptable, por no decir patético.

La incoherencia -¿dislate?- divisionista de Capriles en un momento tan inoportuno y crucial es instantáneamente observada y capitalizada por la dictadura, que al notar nuevamente debilidad en él y falta de unión en la oposición, se sintió inmune, tomó por asalto el poder judicial e intenta desconocer nuestra apoteósica victoria electoral.

¿Qué haremos? ¿Le daremos la mano y nos inclinaremos de modo sumiso -otra vez- frente a Maduro? ¿Golpearemos -con arrechera- una cacerola para reivindicar la verdad? ¿O en el algún momento nos movilizaremos consciente y legítimamente para reivindicar nuestros derechos?

Capriles con penosa indulgencia ante Maduro pero con mucha soberbia frente a la oposición, amenaza: “Habrá ruptura si se vuelve a protestar”.

Tú, como venezolano, ¿qué harás?

¿Qué es “La Salida”?…la salida fue un valido ejercicio del derecho constitucional, a la protesta ciudadana…

La Salida Ledezma-desde-concentración-en-El-Marqués-2

La Salida: Ledezma desde concentración en El Marqués