LA OPEP Y EL DESPLOME DE LOS PRECIOS

Por Carlos Canache Mata

opep

Ningún venezolano puede “alegrarse” por la severa caída de los precios del petróleo, como lo aseguró Maduro al referirse a la oposición. Tampoco se asume responsablemente la crisis del mercado del crudo cuando se dice que es una simple “maniobra del imperio” para perjudicar a Rusia e Irán. El problema es mucho más complejo y debe ser abordado con seriedad.

Los precios han descendido sustancialmente porque hay una sobreoferta petrolera en el mercado causada: 1) por el auge de la producción del petróleo de esquisto, bajo el paraguas de los anteriores altos precios petroleros: 2) por el débil crecimiento económico de China y los países europeos; 3) por el incumplimiento de las cuotas de producción asignadas por parte de los propios países de la OPEP (Rafael Ramírez afirmó que suman 500.000 barriles diarios) y por el aumento de la producción de los países no-OPEP, que se incrementará en 1,36 millones de barriles diarios en el próximo año.

Los hechos señalados arriba en el punto 1 y en la parte final del punto 3, son los que están originando un cambio estructural en el mercado petrolero, al cual ha tenido que enfrentarse la OPEP en su reunión que acaba de celebrarse en Viena. Arabia Saudita y sus ricos aliados del Golfo Pérsico han perdido espacios de mercado ante la expansión del petróleo de esquisto, cuya producción por la tecnología del “fracking” exige un alto costo, y esa es la razón que los empuja a detener o disminuir aquella expansión mediante una baja de precios que no la hagan comercialmente rentable. Eso explica que hayan hecho valer su influencia y su gran peso en la OPEP para que no se recortara el techo de los 30 millones de barriles diarios, y así, con una oferta que supera la demanda en 2 millones o más de barriles diarios, mantener el actual nivel de precios bajos.

En consecuencia, lo que está planteado es una batalla por cuotas de mercado. Lo dijo el propio Secretario General de la OPEP, Abdalla El-Badri, cuando se le preguntó sobre la creciente producción del petróleo de esquisto: “mantenemos la misma producción, esta es una respuesta”. La batalla, apalancada por los precios bajos, la libran los países que pueden ponerse al frente de ella porque durante los años de precios petroleros altos acumularon importantes fondos de ahorro para afrontar situaciones emergentes: Arabia Saudita tiene un fondo de ahorros de 757 mil millones de dólares, los Emiratos Árabes de 893 mil millones, Kuwait de 410 mil millones, etc. ¿Cuánto tiene Venezuela en su Fondo de Estabilización Macroeconómica? Tres (3) millones de dólares.

El régimen ha dicho, a través del que funge de presidente y de otros voceros, que está “blindado” y que lo que está pasando con los precios petroleros ¡ no afectará la economía nacional !

Seguiremos con el tema.