Llegó el momento de cambiar el enfoque

brillar

Mis queridos compatriotas, lectores, seguidores y amigos, he tomado una decisión muy importante. Tengo ya mucho tiempo pensando en lo que puedo hacer con este blog y ustedes, mis más de 13 millones de visitantes, para ayudar a mi país y llegué a la conclusión de que quizá enfocándome en lo bueno de nosotros como comunidad, como pueblo, podría poner mi granito de arena para empujarnos a un cambio radical de posición en cuanto al futuro de nuestro bello país.

Cada vez que leo las noticias, que me meto en Facebook o Twitter, o que alguien me manda algún artículo acerca de lo que esta sucediedo en Venezuela, no puedo evitar que me hierva la sangre. No es justo y no hay derecho a que un pueblo como el nuestro, siempre tan lleno de alegría, tan dispuesto a ayudar, tan jovial sufra como lo hace simplemente porque la gente horrible que vive en nuestro país, la que salió de la oscuridad con Chávez,  se haya empeñado en destruirnos. Es por esta razón que decidí que no les voy a dar el gusto más y de ahora en adelante me voy a dedicar a mostrar en mi blog, lo bueno de nuestra gente, nuestra bellezas naturales, nuestro sentido del humor, nuestra alegría y lo más importante, nuestra fé que siempre ha sido tan grande para el venezolano.

Me cansé de fijarme en lo horrible que invade cada rincón del país, la suciedad mental y espiritual de los chavistas, la envidia, la mala intención y los malos sentimientos de esa gente. Por eso les pido que me acompañen en esta nueva jornada. Yo si creo que podemos cambiar el país, uno por uno, pero siempre que sea enfocándonos en el país que queremos tener y la vida que queremos vivir. No le póngamos más energía a lo malo, lo hemos vivido, lo respirado y saboreado por 18 años. Cambiémos el enfóque y tratémos de fijarnos en lo bueno que tenemos, en lo que tuvimos y queremos volver a tener y no le demos más poder a los demonios que nos rodéan. Seámos seres de luz y compartamos esa luz con los que nos rodean. Pasémos el suiche y prendámos la luz de Venezuela. Juntos si lo lograrémos.

light vs darkness

Ya le hemos dicho a Dios, a los Santos, a las Vírgenes, al Universo y a nosotros mismo que queremos una Venezuela mejor: Enfóquemonos ahora en lo bonito que tenemos y en lo bonito que podemos dar para poder lograrlo. Pongámos un poco de alegría en nuestros corazones recordando lo que tenemos y agradeciéndolo. Seguirán las colas, los asaltos y todo lo horrible que sembraron ellos pero nosotros somos más fuertes y nuestra luz nadie nos la puede apagar. La luz, hasta la más pequeña, le gana a la oscuridad siempre.

Voy a comenzar con un artículo sobre un lugar de nuestro país que es único en el mundo y admirado por todos. Un lugar extraordinario el cual en el 2014 entró a los Records de Guinness: El Catatumo en nuestro glorioso Estado Zulia.

catatumbo9

Catatumbo: el rincón de Venezuela donde caen 1,6 millones de rayos por año.

El fenómeno del Catatumbo es considerado el fenómeno más importante del planeta por su efecto generador de Ozono en la capa del mismo nombre. El número de descargas eléctricas del Catatumbo puede alcanzar hasta 50 por minuto, lo que equivale a 980 horas de descarga al año. Esta cifra ubica a esta zona como el lugar en el mundo con mayor duración de descargas electricas.

¿Que es el relámpago del Catatumbo?

El relámpago del Catatumbo es un fenómeno meteorológico que se presenta en la cuenca del lago de Maracaibo en Venezuela, principalmente en la zona sur de dicho lago y en la cuenca inferior del río Catatumbo, de donde procede su nombre.

Este fenómeno se caracteriza por la aparición de una serie de relámpagos de manera casi continua y prácticamente silente por las grandes distancias que se necesitan para observar el fenómeno, el cual se produce en nubes de gran desarrollo vertical formando descargas eléctricas entre 1 y casi 4 kilómetros de altura, a medida que los vientos asociados al Jet Nocturno de Bajo Nivel de la Cuenca del Lago de Maracaibo penetran en la superficie del lago en horas de la tarde (cuando la evaporación es mayor) y se ven obligados a ascender por el sistema montañoso de Perijá (de 3.750 msnm) y la Cordillera de Mérida, el ramal venezolano de los Andes (de hasta 5.000 msnm, aproximadamente).

El origen de este fenómeno está en el efecto orográfico de estas cordilleras que encierran y frenan los vientos del noreste; así, se producen nubes de gran desarrollo vertical, concentradas principalmente en la cuenca del río Catatumbo. Este fenómeno es muy fácil de ver desde cientos de kilómetros de distancia, como desde Cúcuta, en Colombia, o desde el propio lago (donde no suelen presentarse nubes durante la noche). Por ello, también se conoce como el Faro de Maracaibo, ya que las embarcaciones que surcaban la zona podían navegar durante la noche sin problemas en la época de la navegación a vela. Puede ocurrir hasta 260 veces al año y dura hasta 10 horas por noche; además, este fenómeno puede alcanzar las sesenta descargas por minuto.

familia bari

Familia del Catatumo.

Las áreas más remotas de esta extensa zona están ocupadas por grupos indígenas motilones, que siempre resistieron tenazmente la dominación por parte de los españoles primero y de los que intentaban explotar su territorio después. Y fue muy recientemente cuando aceptaron la participación de misioneros capuchinos españoles (ya en la segunda mitad del siglo XX), los cuales fundaron varios pueblos de misión como el de El Tukuko y otras. En El Tukuko se instaló una sencilla estación meteorológica y en varios años de observación el monto pluviométrico anual nunca bajó de los 4.000 mm lo que sirve para dar un ejemplo de la lluviosidad de la zona. A su vez, ello explica también el gran caudal del río Catatumbo que, con unos 500 km de longitud, es navegable en gran parte de su recorrido.

El relámpago del Catatumbo es admirado por la sociedad venezolana, en especial en el estado noroccidental del Zulia, el cual tiene un rayo en su escudo oficial para simbolizar al fenómeno. También la letra del himno del Estado Zulia, cuyo autor es el zuliano Udón Pérez, incluye una estrofa que hace referencia a este fenómeno:

“La luz con que el relámpago / tenaz del Catatumbo / del nauta fija el rumbo / cual límpido farol”.

La etnia wari lo define como “la concentración de millones de cocuyos (luciérnagas) que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendirle tributo a los padres de la creación”, mientras que los yucpas y los wayúu lo atribuyen a la presencia de los espíritus de los guajiros caídos que resplandecen como una especie de mensaje, además de considerarlo el “eterno resplandor en las alturas”.

Una gaita zuliana (además de muchas otras canciones y obras) hace referencia al fenómeno del Catatumbo:

Una gaita por el mundo / es un mensaje de amor / y el rayo del Catatumbo / le da luz con su fulgor.

Conocido como el relámpago de Catatumbo, este fenómeno meteorológico único presenta los relámpagos más consistentes de toda la Tierra.

Se busca catalogar al relámpago del Catatumbo como patrimonio de la humanidad bajo la protección de la Unesco, y en caso de lograrse sería el primer fenómeno meteorológico con esta catalogación.

Fue declarado Patrimonio Natural del Zulia el 27 de septiembre de 2005 y el 28 de enero de 2014 ingresó oficialmente a la lista mundial del Récord Guinness por poseer el mayor promedio mundial de relámpagos por kilómetros cuadrados al año, estimado en 250” (grados), ubicándolo como el de mayor envergadura de su clase.

catatumbo2

¡Viva Venezuela!