Opinion de Ernesto Oppenheimer, analista de CNN

lobo
Se ganó una mayoría importante en la Asamble Nacional, pero observo con preocupación varios aspectos en el comportamiento de muchos venezolanos que están celebrando la victoria, a continuacion les cuento:

Al haber tanta sed de triunfo, pareciera que muchos podrian embriagarse tanto que podría durar un mes entero o mas y es a eso precisamente a lo que ahora pretende jugar el regimen, me explico, colocándose nuevamente la careta y disfraz democrático la dictadura intentará desviar la atención directa sobre su accionar y “suavizar” a una oposición triunfalista que solo se enfocaría en los planes a corto y mediano plazo una vez tomada posesión en el parlamento. Este mes es mas que decisivo, mucho mas que estos meses que nos antecedieron, dado a que el gobierno tiene una CARTA BAJO LA MANGA y de la cual poco sabe el pueblo venezolano.

Esta CARTA BAJO LA MANGA es una ley que fue aprobada en el 2010 por el parlamento mayoritariamente chavista y con el ejecutese del decesado presidente Chavez llamada: “Ley Orgánica del poder popular”, la cual convoca a la creación de un sistema electoral al estilo cubano, con la creación de 18,000 “comunas” para “el ejercicio directo del poder”.

Señores realmente ¿van todos a creer que el lobo se convirtió en oveja de un día para otro? ¿Que “sentó cabeza” porque se dió cuenta de cual es la voluntad del pueblo? ¿De verdad creen eso? ¿¡Es que no se ha aprendido nada coño!?

Amigos venezolanos que me leen, ayer el Senescal de Miraflores lanzó el mensaje entre lineas, dijo que sus diputados ganadores y no ganadores debían ahora dirigirse a las comunas y crear “la nueva mayoria” que mas temprano que tarde retomaría el espacio politico chavista. Maduro recurrirá a la Ley Orgánica del Poder Popular para inventar una Asamblea del Poder Popular y ponerla por encima del congreso actual. ¿Se acuerdan de Antonio Ledezma y lo que le hicieron? Bueno eso mismo se intentará nuevamente…

Es imperante tomar esta victoria con mucha mesura, no hay que ser triunfalistas, la celebración debe ser muy corta, es decir, desde ya debemos empezar a vigilar cada paso sucio que dará el gobierno, porque como dije antes, solo tiene un mes.