Orlando Zamora: Pdvsa es un Estado dentro del Estado

Por Enrique Meléndez

orlando-zamora
El economista Orlando Zamora calcula que los ingresos que le han entrado a Venezuela en estos últimos 16 años totalizan más 2 billones de dólares, pues el Estado no sólo ha absorbido lo que ha percibido por petróleo, que suman casi 900 mil millones de dólares, sino, además, una recaudación impositiva extraordinaria como nunca antes vista en Venezuela, un endeudamiento colosal y un financiamiento monetario al déficit fiscal que, por lo demás, resulta anticonstitucional.

En la opinión pública se ha suscitado una polémica en lo que se refiere a los ingresos que ha percibido el país, pues hay algunos que hablan de más de un billón de dólares, mientras que otros consideran esa cifra exagerada, y hablan de 800 mil millones de dólares. ¿Qué considera usted?

— Primero, tenemos que diferenciar lo que son los ingresos por exportaciones petroleras que son, exactamente, 884 mil 49 millones de dólares, pero siempre en Venezuela cuando hay ingresos petroleros altos se produce una gran recaudación y cuando revisamos la cifra de la recaudación fiscal descubrimos que en 16 años, llevando al tipo de cambio promedio de cada uno de esos años sucesivos, la recaudación fiscal casi se iguala al ingreso petrolero, pues la misma se elevó a 777 mil 332 millones de dólares.

En ese sentido uno observa que el ingreso petrolero durante este período se ubica en 70,6%. Estoy hablando del ingreso histórico, es decir, desde 1917. Pero quiero recalcarte la parte del ingreso por impuestos, ya que me parece que se trata de una recaudación extraordinaria jamás vista en Venezuela. Por esta vía en 16 años se han recaudado más de 2 billones 564 mil millones de bolívares, que es lo que me da 777 mil 332 millones de dólares.

De modo que refiriéndonos a dólares nosotros tenemos cantidades que ya están sobrepasando los 900 mil millones de dólares, aunque la recaudación fiscal ha sido algo monstruoso. En los últimos cinco años, de 2010 para acá, ha ingresado un 1 billón 753 mil 547 millones de bolívares. Eso llevado a dólares representa unos 400 mil millones de dólares.

A esto se une la deuda pública contraída prácticamente por Pdvsa, y la que se endeudó dos veces, con respecto al endeudamiento externo de la nación; pues mientras la nación en términos de dólares se endeudó en 44 mil 791 millones, Pdvsa duplicó esta cifra, porque se endeudó emitiendo bonos denominados en moneda extranjera por 87 mil 791 mil millones de dólares, contrajo deudas con bancos por 25 mil 510 millones de dólares, se financió con proveedores ya en bolívares. Pero, en términos consolidados de toda la deuda, la de Pdvsa fue el doble de la del Estado.

Y cuando PDVSA, después de un esfuerzo supremo, como dijo Giordani en el 2012, ya no tuvo más capacidad de satisfacer las demandas que le formulaba el Ejecutivo, acudió al Banco Central de Venezuela y arrastró en la crisis a esta institución. Ya al BCV le han dado golpes muy fuertes, porque le han quitado las reservas internacionales y lo han llenado de oro.

¿Cuál es el problema del oro?

— El problema del oro es que no tiene capacidad para suministrar divisas en el corto plazo, y cuando se vende el oro da una señal muy negativa. Es muy importante explicar qué está pasando con este oro.

De modo que, en conclusión, consolidando los cuatro elementos que te he dado: ingreso petrolero, recaudación fiscal, deuda y asistencia financiera al BCV a estas alturas, pongamos el mes de febrero de 2015, cerrando cifras tenemos en ingresos 2 billones 15 mil 438 millones de dólares, y que como yo lo ilustro representa ocho veces la distancia que hay de la Tierra a la Luna colocados en billetes de cien dólares.

¿Cómo se ha distribuido ese ingreso, según sus cifras?

— Esos ingresos han tenido tres aplicaciones básicas; una, para sostener el Estado, y el Estado se financió en bolívares, a propósito de una recaudación impositiva, como ya lo dijimos, extraordinaria. Aquí hay que tomar en cuenta que la nómina del Estado creció a 2 millones 700 mil empleados, entre otras cosas, porque se destruyó el aparato productivo y, a ese respecto, el tren Ejecutivo se amplió en 39 ministerios, y esto fue una de las causas del fracaso del modelo económico que este gobierno estableció, puesto que demandó el 38% de todo el ingreso consolidado.

Además, el otro aspecto tan grave como éste, fue el relativo a la magnitud de las importaciones, pues las importaciones absorbieron la cuarta parte de todo lo que ingresó en bolívares. Es decir, las importaciones se cifraron en 505 mil 104 millones de dólares. Esa fue la parte donde hubo muchos organismos involucrados, y donde se produjeron además de numerosos problemas, los más graves delitos cambiarios.

Recordemos que se perdieron 3 mil 885 millones de dólares por los alimentos deteriorados; además se producen triangulaciones de bienes, subsidios, que afectan de una manera directa la producción nacional. Esto significa que, mientras el Estado tuvo capacidad de importar, no nos dimos cuenta del deterioro que venía experimentando el aparato económico interno.

La tercera aplicación que se le dieron a esos fondos fue lo que administró Pdvsa, y lo que administró el ministerio de Finanzas a través del Fonden, que absorbió unos 132 mil 427 millones de dólares, además de 18 fondos financieros. La deuda se llevó 152 mil 335 millones de dólares; las Misiones apenas representaron el 5%, es decir, 100 mil millones de dólares; los consejos comunales 0,5%, esto es, 10 mil millones de dólares. Petrocaribe absorbió 59 mil 679 millones de dólares.

Si unimos los procesos de reconstrucción de refinerías, plantas eléctricas, donaciones en el exterior, estamos hablando de 50 mil millones de dólares más y lo que significa, si tú te pones a sacar cuentas, infieres que hubo el doble de ayuda a los países del exterior que lo que se invirtió en infraestructura vial, en agricultura y lo que se invirtió en electrificación, si se tiene presente que por este concepto apenas la cifra alcanzó a 46 mil 500 millones de dólares, y siendo muy generosos con el Estado, que no es muy claro en el manejo de sus estadísticas.

Esto por cierto nos hace llamar la atención sobre la circunstancia de un cierto nacionalismo, que proclama este gobierno, que descuida toda la parte del diferendo con Guyana, que hace este tipo de donación, y que fue lo que impactó y destruyó una gran parte de nuestro aparato productivo.

¿Se puede considerar entonces que Pdvsa se ha convertido en el operador financiero del Estado, a partir del capítulo del financiamiento monetario del déficit fiscal que le está prohibido por la Constitución al BCV, y que por esta vía se elude esta prohibición?

— Correcto. Fíjate que el presidente fallecido consideraba a Pdvsa un Estado dentro del Estado, aunque hoy sí podemos hacer esa afirmación con toda propiedad ya que, a mi juicio, adquirió una magnitud de poder tan extraordinaria que las cifras indican que Pdvsa manejó en bolívares y dólares más de lo que administró el ministerio de Finanzas, pues mientras Pdvsa administró en dólares 336 mil millones, es decir, el 38% de todo el ingreso en dólares, el resto de los dólares se los vendió al Estado y absorbió bolívares, lo que le permitió recaudar a través de la vía del endeudamiento y del BCV 1 billón 304 mil 387 millones de dólares. Hay que recordar que el 70% está compuesto en bolívares, tomando en cuenta que Pdvsa le vendió el 72% de sus ingresos al BCV. De modo que Pdvsa, eludiendo lo dispuesto en la Constitución, artículos 313 y 314, manejó cifras exorbitantes que constituyeron auténticos presupuestos paralelos con una muy limitada producción.

Por supuesto que el ministerio de Finanzas, que fue el otro copartícipe de financiamientos de fondos paralelos para tratar de buscar caminos más cortos, más allá de la burocracia estatal y, en ese sentido, tuvo toda la posibilidad de desarrollar políticas con toda libertad, dicho ministerio manejó 911 mil millones de dólares que sería el equivalente en bolívares.

Pdvsa le transfirió al Fonden unos 70 mil millones de dólares, importó en insumos, gasolina, aparte de cumplir con sus compromisos internacionales por 169 mil millones de dólares. A Petrocaribe le otorgó 169 mil millones de dólares, e invirtió en plantas, refinerías y construcciones unos 50 mil millones de dólares, adquirió activos como la Electricidad de Caracas, Cantv, Banco de Venezuela y otros por 23 mil 377 millones de dólares.

Asimismo, Pdvsa pagó en bolívares por concepto de impuestos, regalías y dividendo al Estado 330 mil millones, cubrió 39 misiones que nunca superaron los 100 mil millones, absorbió sus costos de producción por el orden de los 76 mil millones de bolívares. Incluso, contribuyó con el Ejecutivo a financiar electricidad, infraestructura y vivienda por el orden de los 35 mil millones de bolívares, por una parte, y por la otra en agricultura y otros gastos por el orden de los 11 mil millones de bolívares. De manera que en total en moneda nacional Pdvsa erogó unos 552 mil 838 millones de bolívares.

Se ha venido sosteniendo que Pdvsa ha venido saldando sus deudas con el BCV por la vía de ejercicios contables, que tienen como garantía empresas de maletín, como sería el caso de una supuesta empresa de oro, y que PDVSA y el BCV se pelotean. ¿Eso significa que el oro ha venido a cobrar una cierta importancia hoy en día en la economía venezolana?

— Vital, por cuanto el oro representa el 70% de las reservas venezolanas. Una decisión muy acertada disfrazada de nacionalismo, como fue el hecho de traer el oro a Venezuela, que no genera dividendos y, por el contrario, te genera costos de mantenimiento, mientras el país pierde su capacidad para garantizar créditos internacionales. Vamos a separar el orden, a propósito de tu pregunta.

El evento de la empresa, de la que estás haciendo referencia, fue una manera que hizo Pdvsa para cuadrar su cierre financiero de 2014. Inventó una transacción con el BCV, donde le cedía parte considerable de los derechos de explotación de esa empresa aurífera para que conjuntamente con el BCV desarrollara toda una fuente de ingresos por la vía del oro. Eso en la práctica fue una venta para colocar ingresos que no fueron percibidos por la vía directa. Eso fue lo que ocurrió con esa transacción.

-Ahora, situándonos en el presente, hay que señalar que el BCV tiene muy deteriorada su cartera. Prácticamente ha hecho milagros con su cartera en moneda extranjera y sólo tiene ahorros. Recordemos que el presidente fallecido se trajo el 80% del oro que constituyó una decisión muy desacertada, y dejó 10% en el exterior, es decir, unos 7 mil millones de dólares, y se dejó por consejos de la banca internacional, partiendo de la circunstancia de que había que mantener algunos elementos de garantía en el exterior.

Pues bien, el oro que se ha venido negociando en este período que analizamos, va a representar ya con la última operación unos 5 mil 700 millones de dólares. Es decir, el oro que ha salido de las arcas venezolanas constituye el componente de aquél que estaba en el exterior. Hay una transacción que ya está concluida, y que tuvo resistencia de algunos entes públicos, pero al final se aprobó, por 1 mil 500 millones de dólares. Esto es el remanente de lo que quedaba en el exterior, y que puede ser utilizado como tal.

Pero, ¿qué es lo que ocurre con el oro venezolano? Que está en el territorio nacional. No está en un territorio neutral, que puede ser utilizado como garantía para cualquier préstamo bancario. La información que tenemos es que China es la que está detrás de esta operación, y los chinos garantizaron un crédito por 1 mil 500 millones de dólares con garantías en oro. Suponemos que se está pensando en el remanente que queda en el exterior. Pero lo grave aquí es que se abre el camino, porque los chinos están dispuestos a no cumplir esta norma de utilizar a un tercero que garantice, y están dispuestos a recibir en garantía el oro domiciliado en el territorio nacional.

Por lo tanto, la perspectiva de que este tipo de transacción se continúe llevando a cabo tiene una gran probabilidad de que sea así. Porque repito, como lo dije hace un año en estas mismas páginas de “La Razón”, Pdvsa no tiene dólares libres más allá de los compromisos que ha adquirido, y ahora con el precio del barril a la mitad menos posibilidades tiene.