¿Seguirá la región silenciando los horrores de Maduro?

Por Marta Colomina – El Nacional

marta-colomina53453

La periodista y docente Marta Colomina, en su artículo de opinión en el diario El Nacional, da su punto de vista en torno a lo que aconteció durante la VII Cumbre de las Américas, así como también una visión sobre la situación política internacional actual y el futuro del país. Este es su artículo:

¿Seguirá la región silenciando los horrores de Maduro?

Ocurra lo que ocurra en la VII Cumbre de las Américas en Panamá, no será bueno para Maduro. Su propuesta de incluir en el informe final un párrafo contra las sanciones que Estados Unidos aplicó a funcionarios venezolanos “incursos en corrupción y graves violaciones de los derechos humanos” y la solicitud de que Obama derogase “el decreto imperial”, no obtuvieron apoyo de las delegaciones presentes: “Además de que sea derogado ese decreto imperial –pidió Delcy Rodríguez en la reunión previa de cancilleres– hay que eliminar todos los vestigios de colonialismo e imperialismo en las Américas” (sic). Delcy argumentó que “si Venezuela no es una amenaza para Estados Unidos, Obama debía derogar su decreto”. Esfuerzo vano, porque desde el principio había quedado claro que las sanciones de Estados Unidos no son contra Venezuela, ni siquiera contra su gobierno, sino contra varios funcionarios “corruptos y violadores de los derechos humanos”.

La visión inicial sobre la Cumbre es que “los temas políticos amenazaban con enturbiar la agenda” al citar la incorporación de Cuba a la Cumbre y la confrontación entre Estados Unidos y Venezuela. No pocos citaban el empeño de Maduro de entregar los supuestos millones de firmas contra Obama y las confrontaciones entre disidentes y partidarios de los regímenes cubano y venezolano, además del propósito de Maduro, de Correa y de Evo, de hacer una cumbre paralela “de los pueblos” en la Universidad de Panamá.

El secretario de la OEA, José Miguel Insulza, y las valientes Lilian Tintori y Mitzy Capriles, recibieron el contundente documento de 26 ex presidentes de América Latina y España, pidiendo a los mandatarios asistentes a la Cumbre que “rompan el silencio complaciente sobre Venezuela” y exijan que “las elecciones previstas para este año se realicen sin presos políticos y con observación electoral”, como posible salida a la crisis. “El silencio o la pasividad ya no son opción para nadie”, manifestó el ex presidente mexicano Felipe Calderón. “Preferimos exigir a callar ante la grave alteración democrática en Venezuela”. Los firmantes piden a los mandatarios presentes en la Cumbre que“se involucren en el caso venezolano para construir una solución que respete los principios constitucionales y las normas internacionales”.