Buque pesquero venezolano aparece en Panamá y recibe allanamiento policial

pesquero

El buque pesquero Simón Bolívar, el mismo cuya llegada al país fue anunciada con bombos y platillos por el presidente Chávez en mayo de 2010 como la nueva adquisición de la Empresa Mixta Socialista Pesquera Industrial de la Alianza Bolivariana, Pescalba, reapareció hoy jueves en el Astillero Braswell de Panamá, tiempo después que se había anunciado que se encontraba en Perú, varado tras un grave deterioro y endeudamiento en dólares y euros.

Esta mañana fue allanado por la Policía de Panamá, que desde tempranas horas tomó el astillero y realizó una fuerte revisión de la cual aún se están esperando los resultados, pero se encontraron varios carnets de la Misión Ribas, fotos y libros del chavismo. Lo más alarmante es que la millonaria embarcación que se adquirió a través de dinero del fondo chino, está en un deplorable estado.

Como se recordará, la embarcación fue fabricada en Alemania por la empresa Volkswerft Stralsund y cuenta con una capacidad de 2 mil 200 toneladas de almacenamiento, equipada con todo lo necesario para la pesca en alta mar.

El gerente de Pescalba, en ese entonces Pastor Vicent, en el momento de la llegada del barco, informó que el buque Simón Bolívar vino a aumentar a siete (seis atuneras y una jurelera) la flota de la Empresa Mixta.

La nave, cuando se adquirió, comenzó a trabajar con una tripulación de 101 marinos -51 venezolanos y 49 cubanos- como parte del convenio bilateral Cuba-Venezuela, pues las acciones de dicha Empresa Mixta eran de igual número en porcentaje. A la fecha se desconoce cuánto personal está a bordo del buque, el cual, pese a su deterioro físico, pudo navegar desde Perú, ya que, según trascendió, sí cuenta con equipos de navegación modernos de última tecnología.

Se desconoce el paradero de las otras dos embarcaciones pesqueras de iguales características.