Maduro presenta en Madrid entre los avances empresariales ¡Un Tobo!

David Placer – yosoyvenezolano

er tobo

En Madrid se exhibieron los productos punteros e innovadores en la feria Venezuela de Verdad, ideada por Nicolás Maduro para presentar la otra realidad del país, de la que no hablan los medios de comunicación españoles. Entre los productos estrella que han cruzado el Atlántico se encuentra un tobo marca Palma: rojo, con capacidad de 12 litros, hecho con corazón en la República Bolivariana. Toda una curiosidad.

Venezuela de Verdad, la exposición ideada por el Presidente Nicolás Maduro para mostrar en pleno centro de Madrid los avances empresariales en Venezuela, ha mostrado los productos venezolanos de primer nivel.

El Gobierno Bolivariano, a través de Bancoex, ha presentado esta semana en el Círculo de Bellas Artes de Madrid un espacio con los mejores productos del país. Granito venezolano, tuberías, bombonas de gas zulianas, cámaras de fotos de Síragon, champú Valmy, rones y grasa azul. Pero entre los bienes de exportación exhibidos por los empresarios nacionales, hay uno que sobresale sobre todos los demás: el tobo de última generación.

No es un tobo cualquiera. El tobo venezolano marca Palma incorpora una novedad muy útil para todo aquel que tiene en su rutina la noble actividad de pasar coleto. El tobo, rojo intenso, viene acompañado de un exprimidor. El componente, también de plástico, aporta al producto una característica útil y un aire moderno.

El tobo ha sido exhibido dentro de una cristalera durante los tres días de la feria Venezuela de Verdad ante las miradas inquietas de los visitantes venezolanos y españoles que contemplaban con detenimiento sus características, entre las que destaca su capacidad: 12 litros. Frente a él, un cartel con un mensaje inequívoco: “Es momento de cruzar fronteras”.

El tobo no fue exhibido solo. Compartió vitrina con otros artilugios complementarios: escobas, recogedor, coletos, rastrillo y una escobilla limpiadora de pocetas de plástico blanco. Todo hecho en socialismo. Solo faltó el detergente que, como sabemos, en la Venezuela de Verdad-verdad, no lo exhiben los supermercados.